Hasta 12.000 euros para montar tu oficina virtual

Cómo, cuándo y qué necesita una oficina virtual para desempeñar la mejor versión de tus empleados.

Hagamos un breve recorrido por la historia…

En 1994, Ralph Gregory, fundador de Intelligent Office, crea la “Virtual Oficce Inc”.

Desde entonces las herramientas y utilidades que se han dado a esta oficina virtual primigenia han ido avanzando: Skype, Google, Slack… pero sobre todo, consolidándose.

Los beneficios de este tipo de trabajo, permiten ahorrar costes de oficinas, control más exhaustivo sobre los empleados, flujos de trabajo más automatizados, mejoras de la comunicación y claramente mayor productividad de las empresas.

No fue hasta el 2020 con la llegada de la crisis sanitaria COVID-19, con la implantación del teletrabajo cuando las empresas se dieron cuenta de la importancia de la oficina virtual.

¿Cuáles son las ventajas de una oficina virtual?

  1. Permiten el teletrabajo o semi presencial de manera profesional. Tus trabajadores no tienen porqué residir en la misma ubicación de tu negocio, por lo que amplías el abanico de profesionales.
  2. Mejora de tiempos y rendimiento de los trabajadores. Al ahorrarse el viaje a la oficina, el negocio otorga flexibilidad a sus empleados y mayor tiempo libre. Y ojo, la puntualidad no tiene por qué verse afectada ya que existen métodos de fichajes totalmente legales. Las herramientas adecuadas harán que los empleados tengan una comunicación totalmente fluida sin necesidad de estar presentes en la misma localización. Desde el punto de vista corporativo, estas razones son muy provechosas.
  3. Profesionalidad del negocio ya que mediante las domiciliaciones te permitirán no tener que recurrir a los datos de la vivienda del trabajador.
  4. Y por último: gran ahorro de costes. No tienes porqué alquilar una oficina, sino que puedes únicamente contratar la domiciliación en dicha ubicación o si lo prefieres pasarte al mundo coworking. (Si eres de Valladolid o alrededores te dejamos una buena opción aquí) es

¿Cómo montar una oficina virtual?

  1. Entender la diferencia entre domicilio fiscal y social.
    1. El domicilio fiscal está ligado a las obligaciones tributarias de toda empresa.
    2. El domicilio social es el lugar donde ocurren las actividades de gestión y administración
  2. Escoger entre oficina virtual o domicilio comercial. Teniendo esto claro podrás decantarte por uno u otro proveedor.
  3. Contratar profesionales necesarios como un recepcionista.
  4. Realizar una inversión en equipos de calidad para poder operar con soltura y confiar todos los documentos y datos en la nube de forma segura.

 

¿Qué necesita una oficina virtual efectiva?

Puede que este paso sea algo difícil para muchos empresarios. Lo importante en este tipo de servicios es escoger un buen proveedor.

Como valores añadidos, serán necesarios una gestión postal efectiva y un recepcionista profesional que atienda llamadas y visitantes (en el caso de que los clientes puedan ir físicamente).

¿Qué necesitas tú?

Después de estos sencillos pasos, ya conoces todo lo necesario para implementar la oficina virtual en tu negocio.

Como proveedores de servicios de telecomunicaciones de Vodafone, nuestro principal cometido es ofrecerte uno de los servicios de oficina virtual más potentes y profesionales del mercado.

Solo durante unos meses podrás aprovecharte de los bonos digitales. Para realizar esta gestión te recomendamos utilizar nuestra Plataforma de Gestión de Kit Digital, donde obtendrás una asesoría digital personalizada por uno de nuestros expertos.

Dependiendo del tamaño de tu empresa puedes optar a distintas ayudas que pueden llegar a los 12.000 euros.

Te dejamos nuestra sección Kit Digital dedicada en exclusiva a los importes y servicios: https://gualda.com/pack-digital-oficina-virtual/

Y estamos a tu disposición para realizar todos los trámites lo antes posible: https://gualda.com/inscripcion-gestion-kit-digital/

 

¡Te esperamos!