Digitalización para empresas más productivas

Este proceso ha conseguido elevar hasta un 25% la productividad de millones de negocios en el mundo, ¡descubre cómo!

La digitalización de las empresas es el proceso de transformación en profundidad una organización empresarial mediante el uso de herramientas tecnológicas. Dichos procesos pueden englobar desde la gestión del propio negocio hasta la interacción con los clientes.

Este proceso se ha tomado diversos tiempos dependiendo del tipo de negocio. Algunos lo han implementado para poder vender online y llegar a más personas o lo han acelerado tras la crisis sanitaria.

Dentro de la estrategia de negocio global es necesario tener en cuenta todos los ámbitos de la compañía, incluyendo la transformación de la cultura empresarial. Una empresa digital requiere de más canales de venta y atención que una física.

 

Ejemplos de digitalización de empresarial:

Dentro del proceso de digitalización de los negocios se pueden diferenciar dos tipos:

  • E-learning: las plataformas de aprendizaje han incluído todos los procesos digitales. Tanto la forma de impartir como recibir la formación.
  • Alimentación, delivery y otros servicios también se sumaron al gran cambio. Destacan las apps con un diseño fácil e intuitivo para el usuario mientras la empresa puede gestionar miles de pedidos de manera rápida y sencilla.

 

Características de las empresas digitales:

  • La orientación hacia el cliente: debe pensar en la experiencia del usuario.
  • La cultura digital debe de estar presente en todos los elementos de la empresa.
  • Incluir la mejora de los procesos a través de herramientas tecnológicas: modos de pago, comunicaciones seguras, etc
  • Solidez en la relación con los usuarios y clientes.

Por supuesto, es importante pensar en los beneficios que puede traer este tipo de procesos.

  • Ampliar tu público objetivo y fidelizar a los clientes ya existentes.
  • Acceder a nuevas y múltiples oportunidades de negocio que se adapten a las necesidades del público.
  • Aunque la inversión inicial puede requerir una importante cantidad, el retorno de la inversión es bastante rápido gracias a los ahorros que conlleva en otros procesos. Uno de los procesos más sencillos e intuitivos para el usuario es la factura electrónica. Permite al negocio eliminar el papel e incorporar una medida más rápida.
  • Mejora de la relación con los clientes: agiliza los procesos, mejora la comunicación, la satisfacción y por supuesto las ventas.

 

La conexión 5G, protagonista en estos procesos.

Su tecnología ha dejado impactados a muchos, y es que la mejora de la productividad, la movilidad y la rentabilidad son indiscutibles. 

Múltiples sectores se han volcado con la implementación de este tipo de conexión y desde el primer momento han podido disfrutar de sus beneficios: mayor ancho de banda, menor latencia y más velocidad. La conocida industria 4.0 se ha visto beneficiada por las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Otros sectores han incluido la robotización en sus procesos, la sanidad vía online o la gestión vía internet de servicios dan al usuario un nuevo modo de subsanar sus necesidades.

 

La digitalización en las empresas aumenta hasta un 25% su productividad.

La transformación de empresas necesita un enfoque global en el que las herramientas desempeñen un papel imprescindible. La quinta generación domina el uso de innovaciones como Big Data, IoT, Cloud Computing, Inteligencia Artificial o Realidad Virtual.

 

Ya hemos llegado al ecuador del post. Conoces todos los elementos básicos para implementar este tipo de prácticas tecnológicas y llevar a tu empresa a otro nivel. Pero, ¿cómo comenzar?

  1. Diseña una estrategia global. Se trata de un proceso que acoge todas las vertientes de tu negocio, no sirve de nada incluirlo solo en uno de los ámbitos. Para lograr el máximo beneficio se debe trazar un plan estratégico e implementarlo de manera sólida paso a paso.
  2. Escucha a tus clientes. Sabemos que para ti es un paso importante y quieres hacerlo lo mejor posible, escuchar qué pueden decir tus clientes puede ayudarte a mejorar actividades o subsanar errores.
  3. Transforma la cultura organizacional de tu negocio, es necesario invertir en formación y comunicación que permita a todos tus empleados enfocar sus esfuerzos en la misma dirección.
 
“El cliente ha modificado su nivel de exigencia y las empresas tienen la responsabilidad de ofrecer la mejor experiencia en el momento preciso y a través del mejor canal.”

 

Suena bien lo de estrategia global, pero puede que no tengas ni idea de lo que significa. Se trata de la elección de acciones que permitirán a la empresa cumplir unos objetivos. Queremos darte todos los detalles para que comiences con este importante paso, por lo que aquí te dejamos los tres ejes principales en los que debe emprender el proceso de reforma:

  1. Customer journey: el cliente tiene unas necesidades y un estilo de vida. Conocerlo te permitirá adaptar tus productos y servicios para llegar a ellos.
  2. Procesos operativos más rápidos, nuevas habilidades por parte de los equipos (eficiencia, optimización y profesionalidad). ¿Cómo se realiza todo ésto? Con servicios informáticos como ERPs, CRMs u otros tipos. 
  3. Los modelos de negocio buscan la globalización, integración y adaptación al entorno digital. Los clientes son los que verdaderamente tienen el poder de elección entre uno u otro negocio por lo que la competitividad entre las empresas debe acoger el momento preciso y el canal más adecuado para llegar al cliente.

 

Muchos tienen en la cabeza que el proceso de digitalización es solo para grandes marcas. No es así.

La transformación es la ocasión perfecta para que cualquier empresa, independientemente de su tamaño tenga la oportunidad de ampliar sus servicios, canales y audiencia y por supuesto, crecer.

El crecimiento de una empresa no sólo se mide en sus finanzas o el aumento del público al que llega. También hay que tener en cuenta que el crecimiento de la demanda puede requerir de reclutamiento para la plantilla y así evolucionará la empresa.

La duda que a muchos atormenta: ¿cuándo termina el proceso de digitalización?

Probablemente, nunca. Los avances tecnológicos, el cambio de estilo de vida de los usuarios y demás variables seguirán avanzando y cambiando con el tiempo, lo que dejará nuevas necesidades y canales por descubrir y optimizar.

Es importante concebir este proceso como un bien necesario, por ello es imprescindible la anticipación, el aprendizaje y la capacidad de ejecutar las acciones de manera ágil y sencilla.

Según los expertos, la crisis sanitaria vivida en los últimos años dio pie a la inversión en digitalización de muchos negocios para su supervivencia. Sin embargo, son procesos que no se pueden quedar en el olvido o estancados. Requieren de un mantenimiento constante y actualización dependiendo de sus avances. Lo que sí tenemos claro, es que el proceso de digitalización ha llegado para quedarse. También señalan un plazo en el que prevén una digitalización global: 2030

Esperamos que esta información te ayude a resolver todas tus dudas. En cualquier caso ponemos a tu disposición nuestros consultores digitales que elaborarán de manera gratuita una auditoría personalizada de tu negocio y te propondrán las mejores soluciones digitales. También te presentamos nuestra Plataforma de Gestión Kit Digital, donde podrás optar a soluciones digitales subvencionadas.